Las peleas en Internet, un mal eterno

Nunca llueve a gusto de todos. Pocos parecen comprender esta expresión que nos viene a decir que no todo es para todo el mundo. En el mundo de los videojuegos día tras día se ven continuas discusiones, especialmente en las redes sociales, sobre tal o cuál juego o aspecto del mismo. Un enfrentamiento que, dada la naturaleza humana tendiente a imponer el pensamiento propio por encima del ajeno, de seguro seguirá dando multitud de problemas durante mucho tiempo…

Si mis padres me hubieran visto jugar a esto…

Viendo este titular, y una vez hayáis leído el texto, podréis contestaros a vosotros mismos o a los demás acerca de lo que habría sucedido. En mi caso probablemente no creo que hubiera pasado nada porque, obviamente, los juegos de entonces no podían representar lo que voy a exponer a continuación con el mismo realismo que se podría alcanzar a día de hoy y ello hacía que se vieran como algo inocente, sin la influencia que se les atribuye en la actualidad. Me estoy refiriendo a dos aspectos que forman parte del hombre desde que lo es y que han sido la temática principal de muchos juegos casi desde que existen: el sexo y la violencia…

Mi relación con Sonic The Hedgehog

Pasa con muchas cosas en la vida, por lo que los videojuegos no son una excepción a este respecto. Me estoy refiriendo a cómo el paso del tiempo y el devenir de las cosas afecta a la percepción que tenemos de las mismas y a lo que sentimos por ellas. Por eso, al igual que puede haber algo que al principio no nos gustase pero luego sí también es posible lo opuesto, y esto último es precisamente lo que a mí me ha sucedido con ese personaje que es Sonic The Hedgehog…

The Elder Scrolls IV: Oblivion

No soy precisamente un fanático de los juegos de rol pero la saga “The Elder Scrolls” y especialmente la entrega que voy a comentar sí son muy de mi agrado. Hoy, en “Mr. Gamepad”, voy a hablaros del que es MI JUEGO de la pasada generación y tengo buenos argumentos para decir esto, empezando por las casi dos mil horas que, en numerosas partidas con personajes diferentes, le he echado a lo largo de los años que llevo jugando…

Mi colección de juegos, casi completada

Quien más, quien menos, todos los que jugamos a los videojuegos acabamos acumulando con el paso del tiempo una serie de títulos en nuestras estanterías o bibliotecas digitales. Yo soy más partidario del formato físico que del digital, aunque también he disfrutado de buen material en este último. Pero al hablar de mi colección personal, siempre me remito a los juegos que tengo en físico porque pienso que serán los que, pase lo que pase (salvo alguna desgracia mayor), siempre tendré ahí.

Daytona USA 3: primer contacto

Hoy supe, gracias a un mensaje publicado en Twitter, que el arcade de recreativa de Sega “Daytona 3 Championship USA” o, como me referiré a él de ahora en adelante, “Daytona USA 3”, estaba aquí en Alicante. En concreto se encuentra en un centro comercial, en la vecina población de San Vicente del Raspeig, y allí me he dirigido esta tarde para poder verlo y probarlo por mí mismo…

Cómo vivimos los videojuegos

No nos preguntamos por qué invertimos tiempo en tal o cuál actividad, ya que puede ser por obligación si vivimos de ello o por gusto si nos sentimos atraídos de una u otra forma pero, en este último caso, la manera en la que la disfrutamos sí varía en función de cómo la enfocamos o experimentamos. En lo que se refiere a los videojuegos, generalmente los jugamos porque nos gustan, nos entretienen y ayudan a no pensar, aunque sea solo durante un breve tiempo, en los problemas que podamos tener…

Ninja Kid II (arcade)

Puede que alguno recuerde un artículo que escribí hace tiempo, titulado “Barreras insuperables”, en el que hablaba de aquellos juegos y géneros que no se me daban nada bien. Pues bien, el juego del que voy a hablaros hoy entraría perfectamente en ese grupo, ya que jamás he sido capaz no ya de acabarlo sino de pasar dos o tres pantallas seguidas sin morir. A pesar de todo tiene algo que engancha e invita a probar una vez más. ¿Será su sencilla mecánica? ¿La simpatía que desprenden sus personajes? Vamos a ver qué es lo que puede ofrecer este “Ninja Kid II” a quienes lo jueguen…

Con esencia de campeón

El tiempo vuela y una de las consolas más queridas por la comunidad, en especial por los seguidores de Sega, cumple 20 años. Dreamcast nos ha dado a quienes la tuvimos (y tenemos aún) muchas alegrías y emociones a pesar de su corta vida comercial. Pero nunca nos hemos olvidado de ella y lo que os traigo hoy es otra muestra del cariño que se le tiene. ¿Qué mejor forma de expresar el amor a esta máquina única que haciendo nuevos juegos para ella?