Riesgo de saturación

Los videojuegos se han convertido ya en el ocio del presente y del futuro más inmediato, superando por mucho a grandes alternativas como el cine, la música y la TV. Es cierto que hacer uso de un medio no implica abandonar los demás pero no lo es menos que estos últimos ya no son los “reyes del hogar”, un título que guste o no ostenta con orgullo la industria más joven de cuantas he mencionado. Su éxito no ha pasado desapercibido para nadie y no son pocos los que desean subirse al carro de una forma u otra para coger su ración de este inmenso pastel pero la proliferación de nuevos servicios y las noticias que llegan últimamente me hacen pensar si no estamos ante la antesala de una saturación de la industria que podría poner en peligro todo lo conseguido en casi 50 años.

Sin poder de elección

Creo que acierto si digo que la reciente noticia acerca del parche para “Fallout 76”, ese que es mas grande incluso que el propio juego, no ha dejado indiferente a nadie. Podríamos hablar largo y tendido no solo de los parches de “día uno”, algo que ya hice yo en su momento en este mismo blog cuando se puso a la venta el “Kingdom Come Deliverance” recibiendo otro “cosido” de 23 Gb, casi el total del juego, pero no me interesa volver sobre ese aspecto que, como imagino, no es plato de buen gusto aunque se acepte como tantas otras cosas que se hacen en esta industria actual del videojuego.

El poder en malas manos

No tenía pensado escribir nada hasta la semana que viene pero una noticia que acabo de conocer ha hecho que me ponga frente al ordenador para tratar un tema muy serio que evidencia la problemática que supone dar cierto poder a quienes no saben hacer bueno uso del mismo. Dicho de otra forma, hay mucha gente en la comunidad de jugadores que no debería tener acceso a la red, pues solo saben hacer daño…

La sociedad a través del píxel

Posiblemente este post apenas será leído y acabe pasando sin pena ni gloria por vuestras vidas pero es algo que lleva tiempo rondando mi mente y hoy por fin, con la agradable voz de Connie Dover de fondo, voy a dejar fluir esta idea que me está pidiendo a gritos ser expresada a través de este medio que es la palabra escrita. Voy a ponerme a ello antes de que desaparezca la inspiración…

La edición de contenidos

Este es un aspecto del que no se suele hablar mucho por separado, pues es una característica de ciertos juegos y no en todos se presenta de la misma forma. Sin embargo, el objetivo final en todos los casos es el mismo: dotar al jugador de una serie de herramientas que le permitan crear contenidos más allá de lo que trae el propio juego por defecto. En definitiva, la edición de contenidos es algo que, implementado de la manera adecuada, incrementa la vida y el uso de un juego notablemente.

Todos somos culpables

Varios medios se han hecho eco de unas declaraciones dadas por uno de los, digamos, “altos cargos” de Rockstar en referencia a la última etapa de trabajo realizado en el “Red Dead Redemption 2”, cuya salida es inminente. En ella, si bien luego esta persona matizaba sus palabras (eso sí, sin desmentir nada), dijo que durante ese periodo se sucedieron jornadas de más de 100 horas a la semana. Las reacciones a la noticia no se han hecho esperar y todas han ido en una misma dirección evidenciando un problema, el de la explotación laboral de los trabajadores de la industria del videojuego, que se viene dando desde hace mucho tiempo pero que todavía no tiene una, cada vez más, urgente y necesaria solución.

Por un buen manejo de la información

Una de las cosas que, al igual que cualquier bloguero honesto, siempre he intentado llevar a cabo tanto en “Mr. Gamepad” como en el resto de blogs que he tenido y tengo, es crear contenido que sea útil para el lector. Esto implica evitar los rellenos que solo buscan la visita fácil o, como se dice ahora en el argot, ese “clickbait” que no beneficia a casi nadie porque, no sé vosotros, pero yo estoy cada día más cansado de entrar en los sitios de noticias (hablo de videojuegos pero esto puede aplicarse a cualquier ámbito) y encontrarme, las cosas como son, un montón de titulares que resultan atractivos pero cuyo contenido realmente no vale nada.

Sobre el regreso de antiguas glorias

Poco importa lo que yo o cualquier otra persona digamos acerca de un determinado juego porque jugar es una experiencia sumamente personal y subjetiva. En base a esto alabamos o criticamos, pero nadie tiene por qué compartir nuestra visión, ya que cada cual tiene la suya propia y esta semana ha quedado una vez más demostrado con las diversas reacciones que en la red ha producido el inesperado anuncio de la cuarta entrega de la saga “Streets of Rage”…

Examen de autocrítica

Muchos imagino que habréis notado que llevo sin escribir ningún artículo nuevo más tiempo del que venía siendo habitual últimamente. No voy a contaros mis penas porque, además de que no serviría de nada ni para vosotros ni para mí, no es el lugar apropiado para ello. Lo que sí puedo es hablar de mi relación con los videojuegos, que es de lo que escribo, y más en concreto de la sensación que, desde hace ya un tiempo, invade mis pensamientos de que ni yo mismo ni lo que hago tenemos mucho futuro.

Por qué Shenmue es tan especial

En toda evolución se llega a un punto que destaca a veces de una manera sobresaliente, que marca en definitiva un antes y un después en un determinado ámbito. La industria del videojuego ha pasado ya por varios de ellos y lo seguirá haciendo, si bien por regla general el usuario no es, en dicho momento, plenamente consciente del cambio que se está produciendo. Haced la prueba quienes vivisteis el paso del cartucho al disco o de las 2D a las 3D y os daréis cuenta de que, por entonces, muchos simplemente recibimos la novedad y la abrazamos sin pensar en lo que supondría no ya solo para nosotros sino para la propia industria y su futuro. Incluso la llegada de Internet al mundillo no fue en un principio nada especial (al menos para mí) aunque luego, con el tiempo, se haya visto que ha modificado los hábitos y la forma de relacionarse de la gente.