Por un buen manejo de la información

Una de las cosas que, al igual que cualquier bloguero honesto, siempre he intentado llevar a cabo tanto en “Mr. Gamepad” como en el resto de blogs que he tenido y tengo, es crear contenido que sea útil para el lector. Esto implica evitar los rellenos que solo buscan la visita fácil o, como se dice ahora en el argot, ese “clickbait” que no beneficia a casi nadie porque, no sé vosotros, pero yo estoy cada día más cansado de entrar en los sitios de noticias (hablo de videojuegos pero esto puede aplicarse a cualquier ámbito) y encontrarme, las cosas como son, un montón de titulares que resultan atractivos pero cuyo contenido realmente no vale nada.

Sobre el regreso de antiguas glorias

Poco importa lo que yo o cualquier otra persona digamos acerca de un determinado juego porque jugar es una experiencia sumamente personal y subjetiva. En base a esto alabamos o criticamos, pero nadie tiene por qué compartir nuestra visión, ya que cada cual tiene la suya propia y esta semana ha quedado una vez más demostrado con las diversas reacciones que en la red ha producido el inesperado anuncio de la cuarta entrega de la saga “Streets of Rage”…

Por qué Shenmue es tan especial

En toda evolución se llega a un punto que destaca a veces de una manera sobresaliente, que marca en definitiva un antes y un después en un determinado ámbito. La industria del videojuego ha pasado ya por varios de ellos y lo seguirá haciendo, si bien por regla general el usuario no es, en dicho momento, plenamente consciente del cambio que se está produciendo. Haced la prueba quienes vivisteis el paso del cartucho al disco o de las 2D a las 3D y os daréis cuenta de que, por entonces, muchos simplemente recibimos la novedad y la abrazamos sin pensar en lo que supondría no ya solo para nosotros sino para la propia industria y su futuro. Incluso la llegada de Internet al mundillo no fue en un principio nada especial (al menos para mí) aunque luego, con el tiempo, se haya visto que ha modificado los hábitos y la forma de relacionarse de la gente.

En cuestión de gustos, (casi) nada es para siempre

Os propongo un viaje al pasado para recordar cuándo y cómo empezamos en esto de los videojuegos. Ya fuera en un salón recreativo, con una consola, un ordenador o incluso una maquinita como las “game & watch”, ese momento quedará marcado en nuestra memoria. Pero desde entonces hasta el día de hoy son muchos los juegos jugados y algunos siempre nos gustarán más que los demás.

Temáticas sin futuro

Una de las ventajas de llevar años en algo es que se es consciente de lo que ese algo puede cambiar con el tiempo. En el mundillo de los videojuegos se han producido enormes cambios en lo tecnológico y en los gustos de los usuarios que son, a fin de cuentas, los que demandan cierta clase de productos en detrimento de otras. Esto da pie a una, creo, interesante reflexión…

Tanta publicidad, ¿es necesaria?

La publicidad, siempre la publicidad. Herramienta de difusión imprescindible para dar a conocer al mundo cualquier novedad relativa a un producto o una idea. Es evidente que todos queremos ser vistos, que se reconozca nuestro trabajo, que los demás disfruten del mismo y, si es el caso, que se nos pague el esfuerzo que a ello hemos dedicado. Pero somos muchos, cada vez seremos más, y poco a poco va resultando más y más difícil conseguir destacar sobre los demás. Esto no es un problema para quienes disponen de medios (dinero y contactos) suficientes para inundarlo todo con sus mensajes pero, llegados a cierto punto, me pregunto: ¿es necesario hacerlo?

La identidad perdida de Wonder Boy

¿Qué tienen en cómun el “remake” del “Wonder Boy III The Dragon’s Trap”, el futuro “Monster Boy and the Cursed Kingdom” o el reciente “Aggelos”? Que todos homenajean de un modo u otro a una saga que lleva mucho tiempo, demasiado, sin recibir una nueva entrega oficial. Pero también comparten algo más, y es el estilo de juego que nació con su segunda entrega, “Monster Land”, y que sigue siendo a día de hoy un juego sumamente bueno, además de una experiencia un tanto curiosa pues hablamos de una aventura de rol que hemos de pasar de un tirón sin posibilidad alguna de guardar nuestro progreso en ningún momento y esto, como os podéis imaginar, no era algo habitual en una recreativa por aquellos años…

No es lo mismo afición que adicción

La OMS (Organización Mundial de la Salud) ya ha incluido, de manera oficial, la adicción a los videojuegos como una enfermedad mental en su último informe de diagnósticos, provocando con ello la ira de la industria y de la comunidad de jugadores, que consideran excesiva dicha medida. Sin embargo, y haciendo honor a la premisa que me marqué al crear este blog, nuevamente me dispongo a nadar contracorriente, a ser políticamente incorrecto y a no ir con el criterio establecido. Y todo ello después de haber reflexionado largo y tendido sobre el tema, cosa que parece que muchos no han sabido o querido hacer antes de lanzar sus críticas en la red.

Todo por la impaciencia

Falta apenas una semana para que comience una nueva edición del que está considerado como el evento dedicado a los videojuegos más importante del mundo: la “Electronic Entertainment Expo” o, como se la conoce en la comunidad, “E3”, una feria en la que todas las grandes compañías muestran abiertamente buena parte de aquello en lo que trabajan y que luego nosotros, los jugadores, disfrutaremos en base a nuestros gustos y preferencias. Sin embargo, desde hace ya tiempo y cada vez con más asiduidad vemos como los impacientes “revientan” dichos anuncios al darlos a conocer antes de tiempo. Hoy quiero hablar de las filtraciones y de lo que suponen tanto para las compañías como para la propia comunidad.

Hacia una mayor presencia femenina y diversidad racial

Vivimos tiempos turbulentos, tiempos de odio, de fanatismo, de falta de libertad, tiempos en los que dar una opinión sobre cualquier tema hiere sensibilidades, fomenta campañas de acoso y, demasiado a menudo, puede llegar a matar. No obstante, ello no impide que hoy, más que nunca, la gente utilice este gigantesco altavoz que es Internet para decir lo que piensa o lo que cree que debe decir para que otros no piensen mal de ellos…