Mucho más que una mera diversión

Ayer, 14 de febrero, fue el día de los enamorados. Quién más, quién menos, todos hemos estado enamorados alguna vez de otra persona pero también de un lugar, una historia, un recuerdo e incluso de un objeto. Las razones pueden ser muchas y muy variadas, e ir desde el “flechazo” a un intenso y profundo apego emocional que hace que sintamos que eso que nos cautiva forma parte real de nosotros. Los videojuegos también tienen este poder, y hoy quisiera hablaros de algunos casos personales a este respecto…

Gráficos sexualizados (o no)

Ay, la sexualización, ese concepto últimamente tan en boca de todos aquellos que sienten que la imagen que se da en este caso de determinados personajes de videojuegos es, como poco, ofensiva y denigrante. El último ejemplo de esto es un juego de lucha de la archiconocida compañía SNK, protagonizado únicamente por féminas de sus más grandes sagas. Pero claro, el problema no está en el juego en sí, el cuál no me es posible juzgar como tal puesto que no ha salido todavía al mercado, sino en algunos de los atuendos y complementos que podrán lucir las luchadoras y que, como os podéis imaginar, a menudo solo cubrirán lo justo.

NO a los cambios de “día uno”

Ha vuelto a suceder. Nuevamente tenemos un juego que sufrirá cambios en el mismo día de su salida al mercado tras recibir uno de los ya tristemente famosos “parches de día uno”. Me estoy refiriendo al “Kingdom Come: Deliverance”, una ambiciosa propuesta dentro del género de rol que busca, entre otras cosas, el realismo en muchos de sus aspectos. Por supuesto no es algo sencillo de lograr pero no es menos cierto que han tenido mucho tiempo para conseguirlo, por lo que no me parece aceptable no solo que salga con fallos aunque esto sea dentro de lo que cabe algo comprensible dada su inmensidad y posibilidades pero que, además, hagan cambios y añadan contenidos que bien podrían ya estar dentro del propio juego o haber salido en una expansión futura (que no fuera obligatoria), pues como que no…

Obsolescencia impuesta

Aunque lo fui durante un breve periodo de tiempo hace años, actualmente no soy jugador de PC. Ello implica no prestar mucha atención a las novedades del mundillo ni preocuparme tampoco por la potencia del hardware de mi ordenador, en lineas generales bastante escasa (es una máquina con más de 6 años). No obstante suelo dar mi opinión acerca de lo que conozco en tertulias de amigos y, cómo no, a través de los posts que escribo, opiniones a veces positivas y a veces negativas porque, como todo en esta vida, no hay nada perfecto al cien por cien. En esta ocasión toca hablar de un lado malo de los juegos multijugador masivos: su obsolescencia impuesta o, dicho de otra forma, el hecho de que sea habitual que, una vez que el juego no despierta interés en la comunidad, sea eliminado aunque ello signifique fastidiar a quienes sí desean seguir jugándolo…

Jugando de memoria

Hubo un tiempo antes del hoy en este nuestro mundillo, uno en el que la cantidad de juegos a la que podíamos acceder era mucho menor, en parte porque no había tantos y en parte porque no era habitual poder disfrutar de ellos en casa. Lo normal era ir a un salón recreativo como el de la imagen y dejarse la paga en una o varias de las máquinas que allí había, tras lo cual regresábamos a casa sin dinero pero más o menos satisfechos con la experiencia…

Qué espero de Kingdom Come: Deliverance

El próximo martes, día 13, es la fecha señalada en el calendario por Warhorse Studios para lanzar al mercado su largamente esperado juego de rol medieval Kingdom Come: Deliverance, una aventura que promete llevar el realismo un paso (o varios) más allá dentro del género. Yo, interesado como siempre he estado por la cultura medieval entre otras, reconozco que me sentí atraído por su concepto desde que supe de este juego hace ya mucho. Ahora por fin tendré ocasión de comprobar si es o no lo que esperaba, aunque debo admitir que tengo todavía ciertas dudas…

Fans de lo retro

Mucho se ha escrito sobre lo retro en nuestro mundillo. Su explosión no se debe a otra cosa que a la existencia de una ilusión que muchos de los que vivimos una de las mejores épocas de este ocio interactivo no hallamos, bien por un cambio de percepción o, como muchos sostienen, porque los juegos de ahora son mejores en lo técnico pero no tan divertidos. Sea como sea, el caso es que todo este material vive ahora una segunda juventud, llegando a ver la luz incluso en los sistemas actuales y si bien a más de uno le puede parecer absurdo comprar juegos a los que es posible acceder gratis, lo cierto es que son muchos los que se siguen interesando por ellos y no solo hablo de, digamos, gente común…

Afición pendiente de un hilo

Este post no está escrito con ánimo de desprestigiar a un sistema o al propio mundo de los videojuegos pero lo que me ha sucedido esta tarde me ha hecho darme cuenta (aún más si cabe) de lo fino y delicado que es el lazo que todavía me une a él, y a pesar de que no voy a dejarlo de un día para otro no es menos cierto que, poco a poco, mi interés por las cosas nuevas no es ni de lejos el de antes y que va decayendo a medida que pasa el tiempo. Pero vayamos por partes…

La tecnología en la experiencia de juego

Bienvenidos a esta nueva aventura bloguera, la última de unas cuantas ya (casi he perdido la cuenta), pero con la que seguiré haciendo lo que he hecho hasta ahora: compartir con vosotros todo aquello que me interesa acerca de los videojuegos, siempre desde un punto de vista crítico y objetivo en lo posible aunque ello no quite que alguna vez, y según con qué, me deje llevar por el entusiasmo…