Las otras “consolas”

Las consolas de videojuegos llevan con nosotros muchos años. Algunas no tuvieron éxito o fue escaso, otras tuvieron su público y las por decirlo así ganadoras tuvieron y tienen millones de seguidores en todo el mundo. Y precisamente su fama es lo que hizo nacer a esas otras “consolas” que tienen su misma apariencia pero que por dentro son algo totalmente diferente. Hoy quiero hablaros de algunas de esas máquinas “copia” que se venden a muy bajo precio y normalmente en el mercado asiático, si bien no son pocas las que han llegado a diversos puntos del globo. Pero antes de entrar en materia, hagámonos esta pregunta: ¿cómo es posible que existan estas máquinas?

The Town of Light (PlayStation 4)

“La locura no tiene cura y si la tiene poco le dura”, se dice. Es un tema recurrente en multitud de obras literarias y audiovisuales. Los videojuegos, como elemento cultural, no son ajenos a esta temática y no son pocos los ejemplos que, a lo largo del tiempo, han tratado de reflejar este aspecto desde diversos puntos de vista. Uno de los que mejor lo ha hecho ha sido el aclamado “Hellblade: Senua’s Sacrifice” al reflejar el tormento de una mente asediada por voces y visiones que son, en principio, producto de ella misma. Sin embargo, hoy quiero hablaros de otro juego que también toca el tema de la locura pero desde el prisma de su tratamiento o, mejor dicho, de cómo era este hace ya algunas décadas…

Sobre el regreso de antiguas glorias

Poco importa lo que yo o cualquier otra persona digamos acerca de un determinado juego porque jugar es una experiencia sumamente personal y subjetiva. En base a esto alabamos o criticamos, pero nadie tiene por qué compartir nuestra visión, ya que cada cual tiene la suya propia y esta semana ha quedado una vez más demostrado con las diversas reacciones que en la red ha producido el inesperado anuncio de la cuarta entrega de la saga “Streets of Rage”…

Pero, ¿qué es esto…?

La frase que da título a este artículo y muchas otras de carácter similar todos las hemos pronunciado en alguna ocasión cuando, guiados bien por opiniones de terceros o por los análisis de algunos medios, hemos adquirido un determinado juego que nos ha llamado la atención o esa supuesta joya de la que se hablan maravillas y hemos descubierto, para nuestra desgracia, que se trata de algo totalmente opuesto a lo que esperábamos…

En cuestión de gustos, (casi) nada es para siempre

Os propongo un viaje al pasado para recordar cuándo y cómo empezamos en esto de los videojuegos. Ya fuera en un salón recreativo, con una consola, un ordenador o incluso una maquinita como las “game & watch”, ese momento quedará marcado en nuestra memoria. Pero desde entonces hasta el día de hoy son muchos los juegos jugados y algunos siempre nos gustarán más que los demás.

Cuando el merchandising llamó a la puerta…

Todos sabemos lo que es el merchandising, ¿verdad? Está en todas partes y cuando nos encontramos con algo relacionado con aquella serie, película, libro, personaje público o videojuego que tanto nos gusta, nos abraza con sus largos y poderosos tentáculos y nos arrastra irremisiblemente hacia su compra. Da igual que se trate de un pin, un llavero, una taza, una camiseta estampada o una figura porque cualquier cosa vale como recuerdo o pieza de colección…