Mucho más que una mera diversión

Ayer, 14 de febrero, fue el día de los enamorados. Quién más, quién menos, todos hemos estado enamorados alguna vez de otra persona pero también de un lugar, una historia, un recuerdo e incluso de un objeto. Las razones pueden ser muchas y muy variadas, e ir desde el “flechazo” a un intenso y profundo apego emocional que hace que sintamos que eso que nos cautiva forma parte real de nosotros. Los videojuegos también tienen este poder, y hoy quisiera hablaros de algunos casos personales a este respecto…