Los cazafantasmas (Xbox 360/PlayStation 3)

No despiertan en mí el sentimiento que produce, por ejemplo, la saga “Shenmue” pero sí, me considero un fan de “Los cazafantasmas”. Eso sí, de los originales, no la abominación que hicieron recientemente. Ahora se ha conocido la noticia de que se pretende llevar a cabo la realización de una nueva entrega con los personajes que todos conocemos. Creo que no es el primer intento y, sinceramente, veo complicado que dicho proyecto vaya a materializarse. Además, tengo mis dudas sobre qué podría salir de ahí y casi prefiero que no lo haga…

The Town of Light (PlayStation 4)

“La locura no tiene cura y si la tiene poco le dura”, se dice. Es un tema recurrente en multitud de obras literarias y audiovisuales. Los videojuegos, como elemento cultural, no son ajenos a esta temática y no son pocos los ejemplos que, a lo largo del tiempo, han tratado de reflejar este aspecto desde diversos puntos de vista. Uno de los que mejor lo ha hecho ha sido el aclamado “Hellblade: Senua’s Sacrifice” al reflejar el tormento de una mente asediada por voces y visiones que son, en principio, producto de ella misma. Sin embargo, hoy quiero hablaros de otro juego que también toca el tema de la locura pero desde el prisma de su tratamiento o, mejor dicho, de cómo era este hace ya algunas décadas…

Khara, The Game

No son pocos los que ansían hacer algo más que jugar con videojuegos. Están aquellos que tienen el conocimiento, los medios y la pasión para crearlos para ser jugados por ellos mismos y, sobre todo, por otros con la esperanza de llegar a vivir de su trabajo algún día. No obstante, para llegar hace falta algo más que talento. Hace falta alguien que apoye tu idea, que te permita llevarla a cabo, convertirla en realidad, y una de esas vías es la que ha servido para lanzar, en PlayStation 4, el juego del que quiero hablaros: “Khara, The Game”.

Shenmue III, cada día más cerca…

¿Recordáis que, en las redes sociales, os hablé a principios de esta semana de que se avecinaba un acontecimiento importante y que hablaría de ello en el blog este fin de semana? Pues dicho evento ha tenido lugar y hora es de compartir con vosotros lo que allí se ha mostrado. Lo haré además sin ocultar la emoción que todavía me embarga por lo que mi objetividad en lo que voy a decir a continuación muy probablemente quedará relegada a un no segundo, sino cuarto o quinto plano por lo menos…