Sega Touring Car Championship (Saturn)

En la segunda mitad de la década de los 90 del pasado siglo XX, Sega dotó a los salones recreativos de algunas de las mejores propuestas de conducción arcade de la historia. Nombres como “Sega Rally” o “Daytona USA” perviven en el imaginario colectivo gracias a su calidad. Sin embargo otros son menos conocidos, en especial para el público más joven ya que, al contrario de los que acabo de nombrar, no recibieron nuevas entregas con el paso del tiempo. Uno de ellos fue este gran juego que hoy reseñaré para vosotros, eso sí, en su versión doméstica…

Virtua Fighter, el comienzo de una nueva era

Que la tecnología avanza a una velocidad de vértigo es algo que hoy todos tenemos asumido pero que no era algo fácil de pensar hace más de veinte años cuando, a principios de los años 90 del pasado siglo, se produjo una auténtica revolución en los salones recreativos a causa de la aparición del que estaba destinado a convertirse en el principal referente de los juegos de lucha: “Street Fighter II”. Su enorme éxito desató un carrera sin igual en la historia del videojuego y pronto el mercado se vio inundado por múltiples títulos de corte similar (en especial gracias a SNK), con ideas diferentes y originales pero que compartían una misma base. Parece increíble si lo vemos con la perspectiva que da el paso del tiempo pero, solo dos años después, el género se volvería a tambalear con la llegada del concepto de las tres dimensiones, que abría un nuevo abanico de posibilidades…

Sega Rally, de más a menos

Había una compañía que reinaba en la rama arcade del género de velocidad a mediados de los 90 en los salones recreativos. Primero con “Virtua Racing” y después con “Daytona USA”, los que frecuentábamos esos sitios nos dejamos no pocas monedas en cada una. Después vendrían otras como la segunda parte del ya mencionado “Daytona USA”, “Scud Race” o “Manx TT Superbike” pero yo quiero quedarme con un juego que, en algunos aspectos, está por encima del resto: el ya inmortal “Sega Rally Championship”, de cuya evolución voy a hablar en este artículo.

UEFA Dream Soccer (Dreamcast)

Antes de nada, tengo que decir para quien no me conozca que no soy precisamente un gran aficionado al fútbol. Me gusta jugar cuando tengo ocasión, eso sí, pues es un excelente ejercicio físico pero no sigo ninguna competición de manera regular. Este año me dio por seguir el mundial y no terminé de verlo, con eso lo digo todo. Pero como no estoy aquí para comentar mis gustos sino para hablar de un juego, es hora de ponerse a ello. El elegido para esta ocasión es un título muy particular y exclusivo de la muy querida Dreamcast…

Sega, más fan de Yakuza que de Shenmue

Ojeando la red, me encontré hace poco un artículo en Vidaextra que hablaba de “Project Judge” (“Judge Eyes” en Japón), el nuevo juego de los creadores de la saga “Yakuza”, refiriéndose al mismo como el “próximo aspirante a Shenmue” y la posible “alternativa” de Sega al “Shenmue III” de Ys Net, el estudio de Yu Suzuki. Pero después de ver el vídeo que muestra el juego en sí, no puedo estar de acuerdo con esta opinión pues resulta evidente que “Project Judge” es hijo de sus creadores y está por tanto mucho más cerca de “Yakuza” que de “Shenmue”…

Alisia Dragoon (Mega Drive)

Mi colección de títulos de Mega Drive es bastante pequeña sin tener que compararla con la de cualquier otra persona aficionada a esto de los videojuegos en general y a lo “retro” en particular, al igual que mi capacidad para hacer reseñas de los mismos. El artículo de hoy será el tercero que dedico a un juego de la máquina de 16 bits de Sega y en esta ocasión hablaré de una pequeña joya que, a diferencia de otras que poseo, lleva conmigo desde que la adquirí por vez primera hace más de veinte años en una tienda desaparecida también hace mucho tiempo…

Wonder Boy III Monster Lair (Mega Drive)

Uno de los problemas que al menos antaño se daba siempre que aparecía una nueva consola en el mercado era que se desconocía en gran medida el funcionamiento de su arquitectura y lenguaje. En consecuencia no era posible sacarle no ya todo el potencial sino probablemente ni la mitad del mismo, pero esto es algo de lo que los usuarios solo hemos ido siendo conscientes cuando, pasado un tiempo, hemos visto lo que realmente se puede llegar a hacer cuando el hardware se aprovecha bien.

Fighters Megamix (Saturn)

La lucha fue durante bastante tiempo, junto a la conducción, uno de mis géneros favoritos. Ya había disfrutado de algunos títulos antes de la llegada del eterno “Street Fighter II” y continué con sus entregas posteriores además de con muchos títulos de los que ya hablé en la recopilación que hice sobre SNK. Y cuando, con “Virtua Fighter”, se dio el salto a los gráficos poligonales ahí estuve también…

La identidad perdida de Wonder Boy

¿Qué tienen en cómun el “remake” del “Wonder Boy III The Dragon’s Trap”, el futuro “Monster Boy and the Cursed Kingdom” o el reciente “Aggelos”? Que todos homenajean de un modo u otro a una saga que lleva mucho tiempo, demasiado, sin recibir una nueva entrega oficial. Pero también comparten algo más, y es el estilo de juego que nació con su segunda entrega, “Monster Land”, y que sigue siendo a día de hoy un juego sumamente bueno, además de una experiencia un tanto curiosa pues hablamos de una aventura de rol que hemos de pasar de un tirón sin posibilidad alguna de guardar nuestro progreso en ningún momento y esto, como os podéis imaginar, no era algo habitual en una recreativa por aquellos años…