Una pieza de museo

Como bien sabéis, mi primer sistema de ocio electrónico fue un Amstrad CPC 464 Plus!, una máquina que por desgracia ya no poseo pero que espero volver a tener algún día. Lo que sin embargo nunca imaginé que llegaría a adquirir es esto que podéis ver en la fotografía y que, caprichos del destino, acabó en mis manos tras pasar meses, tal vez años, en el interior de una vitrina de una pequeña tienda de segunda mano sin que en apariencia nadie, ni siquiera los propios dueños del negocio, le prestara atención ni supiera el valor real de lo que allí se guardaba.

Rumores de nueva generación

Era cuestión de tiempo que comenzaran a surgir en Internet los primeros rumores, más o menos creíbles, sobre la próxima generación de consolas, los cuales no hacen sino evidenciar que la industria tiene cierta prisa por hacer que demos el salto a pesar de que las revisiones de las máquinas actuales acaban, como quien dice, de comenzar su ciclo de vida. Las nuevas PlayStation 5 y Xbox Two, o como quieran que las llamen, verán la luz más pronto que tarde, quizá antes de lo que pensamos…

Espíritu arcade, ¿perdido?

Qué buenos tiempos fueron los 80 y los 90, principalmente el periodo comprendido entre la segunda mitad de la primera década y la primera de la segunda. Pudimos en esos años disfrutar de una enorme cantidad de grandes juegos, muchos de los cuales se han convertido en clásicos atemporales que a día de hoy siguen siendo tremendamente divertidos y es precisamente eso, la diversión directa, lo que más echo de menos en las producciones actuales. No obstante pienso que, además de esto, algo más se ha perdido por el camino…

Cuando (casi) nadie sabía a qué jugábamos…

El tiempo vuela, dicen, y lo cierto es que así es, pues no hace tantos años aún seguíamos utilizando las consolas y el ordenador de la misma manera en que se hacía en aquella gloriosa época de finales de los 80 y principios de los 90, un periodo en el que nadie imaginaba siquiera la existencia de Internet y los jóvenes de entonces nos reuníamos en la calle o en casa para compartir esta que sigue siendo nuestra gran afición. Pero un día nos invadieron las nuevas tecnologías y todo cambió y, si bien una gran cantidad de personas han abrazado con alegría estos cambios, poco o nada se habla del precio que todos estamos pagando por ello. Creo que es hora de dedicar un artículo a esta faceta del “lado oscuro” de nuestra afiliación a los modernos servicios online…

Purple Saturn Day (Amstrad CPC)

Todos los sistemas de videojuegos cuentan entre sus respectivos catálogos con joyas que a veces, como fue en mi caso, llegan por mera casualidad pues no sabía nada de este “Purple Saturn Day” antes de comprarlo, como tantos otros, en un cercano kiosco de prensa. Grande fue mi sorpresa cuando lo puse en mi Amstrad CPC y comencé a jugar. Hoy inauguro con este post una nueva sección en el blog que, espero, os guste visitar a menudo. Pero hora es ya de que os enseñe qué nos tiene que ofrecer este gran juego…

¿Preservación física o digital?

A todos nosotros, en mayor o menor medida, nos interesa dejar algo para quienes nos han de suceder en el ciclo de la vida. En cuánto respecta a los que escribimos sobre cualquier tema, es evidente que lo que buscamos es dejar testimonio escrito de nuestras experiencias, opiniones y conocimientos pero también, pienso yo, se persigue preservar en lo posible todo aquello sobre lo que hablamos, en este caso los videojuegos, y queremos (o yo al menos lo quiero así) que se haga en su forma original para que, dentro de unas décadas, cuando nada de esto exista, las gentes puedan ver y conocer lo que un día muchos tuvimos la suerte de poder disfrutar.

¿Qué traman Sega y Microsoft?

La noticia se produjo hace unos días cuando Sega, en su cuenta oficial de Twitter, reveló que existían contactos con Microsoft. No obstante, los motivos de dicha reunión no han trascendido y, en consecuencia, se han desatado los rumores y la especulación. La lógica nos dice que los de Redmond buscan exclusivas para su sistema desesperadamente y de este encuentro podría surgir una de ellas. ¿Será un juego nuevo, una nueva entrega de una saga actual o tal vez el resurgimiento de una licencia ya casi olvidada?