Polymega, una máquina con posibilidades

Las “retro máquinas” están de moda, y la última de la que se ha tenido noticia muy recientemente es la “Polymega”, una consola modular compatible con una amplia variedad de sistemas de 8, 16 y 32 bits que saldrá a principios del año que viene y que si bien a muchos no parece haberles gustado, ha conseguido llamar mi atención por los motivos que explicaré a continuación, si bien eso no implica que me la vaya a comprar…

Aunque imagino que estaréis al tanto de la noticia, no está de más hacer un breve repaso por lo poco que, de momento, se conoce de la máquina. La idea de “Polymega” es emplear módulos intercambiables para cada sistema, los cuales se venderán por separado. Cada módulo ejecutará sus respectivos juegos mediante una “emulación híbrida”, es decir, por software y por hardware. No tendrá ningún tipo de protección regional, con lo que será posible jugar a juegos de otras zonas y estos, sean en cartucho o en disco, podrán ser también instalados en la memoria de la consola, que contará además con una tienda digital con precios que irán, en principio, desde los 4$ de los juegos de cartucho a los 6$ de los de disco. La consola tendrá un precio de 249$.

Hay muchos aspectos que aún no están del todo claros como, por ejemplo, cuantas y cuales serán las compañías que apoyarán a la consola con sus juegos o lo que costarán los módulos. También es una incógnita, al menos para mí, cómo de buena será la emulación de los diferentes sistemas, entre los que se han mencionado las dos consolas de Nintendo que ya tienen una versión “mini” en el mercado, NES y SNES, Mega Drive (que pronto la tendrá), TurboGrafx 16, NeoGeo CD, Saturn y la primera PlayStation. Por lo que a mí respecta, mi interés se centra sobre todo en la máquina de 32 bits de Sega, que por vez primera será emulada en un producto comercial de manera “oficial”. No obstante es posible que en el futuro, si la máquina funciona, otros sistemas cuenten con sus correspondientes módulos, ampliando así sus posibilidades y su atractivo. Una verdadera “todo en 1”.

Es pronto para lanzar un juicio sobre “Polymega” pero la idea me parece sumamente interesante, y le voy a seguir la pista porque a estas alturas, y a pesar de haber sido un firme defensor de ello, se me hace muy difícil jugar bien con los sistemas originales (en mi caso la Mega Drive y la Saturn) en una TV actual a causa de la mala calidad de la imagen. Es por esto que la idea de poder disfrutar de los juegos con una imagen más limpia me llama mucho y si “Polymega” cumple con lo que promete, no dudaré en hacerme con una cuando pueda permitírmelo.

Sé que la mera existencia de estas “retro consolas” ha generado diversidad de opiniones entre quienes se mueven habitualmente por el mundillo de los juegos clásicos. Como siempre estoy abierto a recibir cualquier comentario al respecto pero por mi parte, como ya dije, “Polymega” cuenta con un voto de confianza, al menos de momento. Espero que las futuras noticias que vayan llegando sobre ella sean positivas y podamos hablar, como rezan algunos titulares que he visto por la red, de la “máquina retro definitiva”…

 

Otros artículos del blog

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.