Doble “Percepción”

No es este ningún tema trascendente. Ni siquiera importante. A lo sumo lo podría calificar de anecdótico por lo inusual del mismo ya que de hecho es la primera vez que me ha ocurrido algo así pero no deja de ser curioso que ahora me encuentre con dos juegos idénticos, ambos en formato digital, en el mismo sistema… y en la misma cuenta.

¿Cómo puede ser eso?, os preguntaréis algunos. ¿Una compra de otro usuario? No en mi caso al menos, ya que solo yo utilizo mi PlayStation 4, que es la consola en la que se ha producido esta paradoja. Ignoro no obstante si lo que me ha ocurrido puede darse de otras formas pero os voy a contar lo que a mí me ha pasado y si, como yo, os hicisteis con el juego “Perception” en su momento (y de ahí el titulo de este artículo), es también posible que lo hayáis vivido…

Hace ya un tiempo me llegó un mensaje en el que me decían que, debido a un cambio de editora, todos los que en su momento pagamos por el juego nos lo podíamos volver a descargar, de manera gratuita por supuesto. A priori no es algo extraño pues es bien sabido que una de las ventajas de las compras en formato digital es precisamente el poder volver a bajar aquello por lo que pagamos sin tener que volver a hacerlo de nuevo pero, en esta ocasión, algo parecía diferente. El caso es que, como yo nunca lo borré de mi disco duro, pues no tuve la necesidad de descargarlo y, de hecho, me olvidé del tema hasta hace un par de días. Fue mirando la biblioteca cuando me percaté del juego pero cuál fue mi sorpresa cuando vi que tenía disponibles dos versiones, cada una con su propio icono.

Lo primero que pensé fue que, si intentaba bajarlo, o bien no me dejaría por tenerlo ya en el disco o a lo sumo el nuevo sustituiría al antiguo al sobreescribir encima pero no sucedió ninguna de las dos cosas. En cambio, el juego “nuevo” se descargó como si de una compra reciente se tratara, sin dar problema o conflicto alguno con el “antiguo”. En consecuencia, ahora tengo dos copias funcionales del mismo juego y, lo más gracioso del asunto, dos listas de trofeos idénticas para sacar (si bien la primera ya la dejé casi completa) pero independientes, como se puede observar en las capturas que acompañan al texto.

Como dije al principio, esto no es más que una anécdota que poca utilidad real tiene más allá de la mera curiosidad. La explicación probablemente esté en la firma digital del archivo, que tal vez modificaron al cambiar de editora y que ha hecho que el sistema lo identifique como un juego diferente, aunque esto no deja de ser una especulación. Solo espero que el haberlo comentado no haga que se den cuenta de ello (si no es que no lo saben todavía, cosa que dudo) y lo “arreglen” dejándome sin una de las copias que, a ver, no es que me fuera a doler pero creo que, hasta cierto punto, puede ser incluso bonito esto de conservar ambas para luego, con el tiempo, poder mirar atrás y recordar lo que me pasó un buen día del mes de abril de 2019, si bien también para eso estará este post…

Otros artículos del blog

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.