Mi colección de juegos, casi completada

Quien más, quien menos, todos los que jugamos a los videojuegos acabamos acumulando con el paso del tiempo una serie de títulos en nuestras estanterías o bibliotecas digitales. Yo soy más partidario del formato físico que del digital, aunque también he disfrutado de buen material en este último. Pero al hablar de mi colección personal, siempre me remito a los juegos que tengo en físico porque pienso que serán los que, pase lo que pase (salvo alguna desgracia mayor), siempre tendré ahí.

El toreo en el videojuego

El toreo y cuanto a ello se refiere es en la actualidad motivo de polémica continua. Una polémica de la que me reservaré mi opinión porque este blog no es para debatir cosas como esta sino para hablar de videojuegos. Pero también en estos se ha tratado de reflejar este mundo con mejor o peor acierto, de modo que el post de hoy va a estar dedicado a hacer un repaso por varios títulos de diferentes épocas. Ya suenan los clarines y los timbales, es hora de comenzar…

Saga “Panzer Dragoon”: Extras

“Panzer Dragoon” nos ha legado un maravilloso universo que mezcla como ningún otro una tecnología única con la más profunda ancestralidad. Eso es lo que para mí y tantos otros fans lo hace tan especial. Pero un universo como el suyo no podía quedarse solo en los juegos de los cuales he hablado hasta ahora, y por ello a día de hoy es posible encontrar multitud de referencias en otras producciones más modernas, además de discos con la banda sonora en diversos formatos y otra serie de productos. En este último artículo haré un breve recorrido por algunas de estas cosas…

Las otras “consolas”

Las consolas de videojuegos llevan con nosotros muchos años. Algunas no tuvieron éxito o fue escaso, otras tuvieron su público y las por decirlo así ganadoras tuvieron y tienen millones de seguidores en todo el mundo. Y precisamente su fama es lo que hizo nacer a esas otras “consolas” que tienen su misma apariencia pero que por dentro son algo totalmente diferente. Hoy quiero hablaros de algunas de esas máquinas “copia” que se venden a muy bajo precio y normalmente en el mercado asiático, si bien no son pocas las que han llegado a diversos puntos del globo. Pero antes de entrar en materia, hagámonos esta pregunta: ¿cómo es posible que existan estas máquinas?

Sega Rally, de más a menos

Había una compañía que reinaba en la rama arcade del género de velocidad a mediados de los 90 en los salones recreativos. Primero con “Virtua Racing” y después con “Daytona USA”, los que frecuentábamos esos sitios nos dejamos no pocas monedas en cada una. Después vendrían otras como la segunda parte del ya mencionado “Daytona USA”, “Scud Race” o “Manx TT Superbike” pero yo quiero quedarme con un juego que, en algunos aspectos, está por encima del resto: el ya inmortal “Sega Rally Championship”, de cuya evolución voy a hablar en este artículo.

Pero, ¿qué es esto…?

La frase que da título a este artículo y muchas otras de carácter similar todos las hemos pronunciado en alguna ocasión cuando, guiados bien por opiniones de terceros o por los análisis de algunos medios, hemos adquirido un determinado juego que nos ha llamado la atención o esa supuesta joya de la que se hablan maravillas y hemos descubierto, para nuestra desgracia, que se trata de algo totalmente opuesto a lo que esperábamos…

Cuando el merchandising llamó a la puerta…

Todos sabemos lo que es el merchandising, ¿verdad? Está en todas partes y cuando nos encontramos con algo relacionado con aquella serie, película, libro, personaje público o videojuego que tanto nos gusta, nos abraza con sus largos y poderosos tentáculos y nos arrastra irremisiblemente hacia su compra. Da igual que se trate de un pin, un llavero, una taza, una camiseta estampada o una figura porque cualquier cosa vale como recuerdo o pieza de colección…

Nominado a los Blogger Recognition Awards

Uno no deja de sorprenderse ante ciertas cosas. Como bien sabéis, he estado parado casi un mes, sin ganas de seguir no solo con este blog sino en el propio mundo del blogging. Ha pasado el tiempo y, después de recobrar fuerzas y ánimo, le he dado la vuelta a “Mr. Gamepad” como a un calcetín y he comenzado de nuevo a caminar. Cual ha sido mi sorpresa cuando, sin todavía asentarme, me encuentro conque he sido nominado a los Blogger Recognition Awards…