Hammerin’ Harry: “…y con el mazo dando”

Todos sabemos lo que un buen arcade debe de ofrecer para ser considerado así. Aquí los gráficos ya no son algo tan importante aunque si son atractivos mejor que mejor, claro está. Tampoco la dificultad del juego en cuestión es clave pero no tiene que ser ni demasiado fácil ni demasiado difícil, si bien existen clásicos como “Ghosts ‘n’ Goblins” cuya fama reside precisamente en esto último. Pero lo que de verdad hace que un juego se convierta en una joya que recordaremos por siempre son dos cosas: su jugabilidad y el carisma que desprendan sus personajes, en particular el que nosotros manejamos. Y de ambos este “Hammerin’ Harry” va más que sobrado…

Estos son mis controles, si no te gustan… te aguantas

Parafraseando una de las grandes citas del no menos grandioso Groucho Marx, en este post de hoy quiero mostrar mi indignación ante ciertos aspectos actuales relacionados con la jugabilidad que, por alguna razón, se han convertido en tendencia. Al menos ya lo he visto en varios títulos y estoy seguro de que habrá muchos más que desconozco que sigan este camino. Me estoy refiriendo a la asignación fija de ciertas acciones a unos botones concretos, el sistema de control de un juego, que además no es posible siempre modificar a nuestro gusto…

Los cazafantasmas (Xbox 360/PlayStation 3)

No despiertan en mí el sentimiento que produce, por ejemplo, la saga “Shenmue” pero sí, me considero un fan de “Los cazafantasmas”. Eso sí, de los originales, no la abominación que hicieron recientemente. Ahora se ha conocido la noticia de que se pretende llevar a cabo la realización de una nueva entrega con los personajes que todos conocemos. Creo que no es el primer intento y, sinceramente, veo complicado que dicho proyecto vaya a materializarse. Además, tengo mis dudas sobre qué podría salir de ahí y casi prefiero que no lo haga…

Alisia Dragoon (Mega Drive)

Mi colección de títulos de Mega Drive es bastante pequeña sin tener que compararla con la de cualquier otra persona aficionada a esto de los videojuegos en general y a lo “retro” en particular, al igual que mi capacidad para hacer reseñas de los mismos. El artículo de hoy será el tercero que dedico a un juego de la máquina de 16 bits de Sega y en esta ocasión hablaré de una pequeña joya que, a diferencia de otras que poseo, lleva conmigo desde que la adquirí por vez primera hace más de veinte años en una tienda desaparecida también hace mucho tiempo…