The Curse of Sherwood (Amstrad CPC)

¡Qué felices éramos con tan poco! O eso nos parece ahora pero no entonces cuando, sentados frente al monitor, ya fuera de fósforo verde o a color, de nuestro Amstrad CPC, iniciábamos la fase final del ritual que había comenzado previamente con la adquisición de ese juego que nos había llamado la atención y que, con ilusión pero a la vez acostumbrados a una posible decepción, nos disponíamos a introducir en el reproductor de cinta de cassette (o en la disquetera si eras uno de esos afortunados poseedores del 6128). Pasado un tiempo, el juego estaba listo para ser jugado y, si habíamos acertado, la diversión daba comienzo…

Cauldron II (Amstrad CPC)

Estamos en Halloween, una de las muchas modas importadas de los Estados Unidos pero cuyo origen se encuentra bastante más próximo. Pero no es este el momento ni el lugar para hablar de esta fiesta sino de juegos que pudieran estar inspirados en ella o, al menos, que cuenten con algunos de los elementos típicos de esta fecha. Y si hay uno que cumple con creces esto último, ese es “Cauldron II”, cuya versión para Amstrad CPC será la que hoy reseñaré.

Cobra’s Arc (Amstrad CPC)

En su momento, al poco de iniciar esta aventura bloguera, hice un artículo en el que hablaba de ciertos juegos que no fueron precisamente bien recibidos. También mencioné que, más adelante, le dedicaría un espacio concreto a cada uno. Bien, pues es hora de cumplir con lo prometido y esta será la primera de tres reseñas que de seguro harán justicia con dichos títulos. El primero es un clásico de ordenadores de 8 bits cuya versión comentada será la de Amstrad CPC: “Cobra’s Arc”, de Dinamic…

Equinox (Amstrad CPC)

“En las interminables profundidades del espacio, el asteroide SURY-ANI 7 flota majestuosamente en su órbita.Los cráteres de la superficie ocultan el peligro que yace bajo ellos, un peligro del que la raza humana, en su intento de colonizar el Cosmos, y su dejadez, son los únicos culpables.Bidones con deshechos de material radiactivo fueron abandonados por el hombre en SURY-ANI 7. Con el paso de los años y debido a un mal almacenaje, el material radiactivo está a punto de alcanzar su masa crítica y originar una explosión que ponga en peligro todo el equilibrio del Cosmos.En SURY-ANI 7 todo parece tranquilo, pero tú, el droide dejado al cuidado del asteroide, sabes el gran peligro que acecha en su interior…, y eres el único que puede evitarlo.”

Burnin’ Rubber (Amstrad CPC Plus/GX4000)

Han pasado muchos años pero sigo recordando con cariño el que fue mi primer sistema de juegos, el Amstrad CPC 464 Plus. Algún día os contaré mis pinitos en el mundo de la programación con el lenguaje BASIC pero de lo que hoy os quiero hablar es de un juego que vino con la máquina y sin el cual, dicho sea de paso, esta no podía funcionar por su condición híbrida (el Plus es una combinación entre el CPC normal y la consola GX4000): “Burnin’ Rubber”, un arcade de carreras que me brindó horas y horas de mucha diversión… y de dolor de pulgares, puesto que siempre jugué usando el gamepad de la GX4000 y este no era lo que se dice muy cómodo para echar sesiones largas.

Una pieza de museo

Como bien sabéis, mi primer sistema de ocio electrónico fue un Amstrad CPC 464 Plus!, una máquina que por desgracia ya no poseo pero que espero volver a tener algún día. Lo que sin embargo nunca imaginé que llegaría a adquirir es esto que podéis ver en la fotografía y que, caprichos del destino, acabó en mis manos tras pasar meses, tal vez años, en el interior de una vitrina de una pequeña tienda de segunda mano sin que en apariencia nadie, ni siquiera los propios dueños del negocio, le prestara atención ni supiera el valor real de lo que allí se guardaba.

Purple Saturn Day (Amstrad CPC)

Todos los sistemas de videojuegos cuentan entre sus respectivos catálogos con joyas que a veces, como fue en mi caso, llegan por mera casualidad pues no sabía nada de este “Purple Saturn Day” antes de comprarlo, como tantos otros, en un cercano kiosco de prensa. Grande fue mi sorpresa cuando lo puse en mi Amstrad CPC y comencé a jugar. Hoy inauguro con este post una nueva sección en el blog que, espero, os guste visitar a menudo. Pero hora es ya de que os enseñe qué nos tiene que ofrecer este gran juego…