No puedo esperar para jugar Shenmue III

Hoy se ha presentado, como estaba previsto y para alegría de los fans, el nuevo trailer de “Shenmue III”, el cual podréis ver al final de este artículo. Antes sin embargo quiero comentar los nuevos datos que Yu Suzuki, padre de la saga, ha dado en la conferencia que tuvo lugar horas antes, casi al mediodía. Unos datos sumamente interesantes que sirven para hacerse una mejor idea de lo que podremos tener en nuestras manos a partir del próximo día 27 de agosto… si nada lo impide, claro está. Esto es lo que se ha dicho allí…

Cuando el arte de un juego le hace perder su razón de ser

¿Son los videojuegos un arte o deberían ser considerados como tal? Bueno, ese es un debate que sigue vigente pero que no es el objetivo a tratar en este artículo. Lo que quiero comentar es algo que, al menos a mi parecer, queda relegado a un segundo plano (o tercero incluso), sobre el cual la condición artística en lo visual o en su idea original prevalece sobre el que debería ser el concepto fundamental de todo videojuego: su rejugabilidad o, dicho de otra forma, la “vida útil” del mismo. Un término que gusta de ser utilizado por muchos de quienes escriben o hablan sobre este mundillo. Uno cuyo significado varía mucho dependiendo de la visión del que se pone a jugar y que me da pie a profundizar en el tema pero eso será en un próximo post.

Massira: un viaje en la piel de los refugiados

Los videojuegos fueron concebidos principalmente para entretener, si bien su uso se puede extender al aprendizaje e incluso, metiéndonos en terrenos cenagosos, para el control de masas. Y por supuesto sirven para mostrar, de una manera creativa, diversos problemas de la sociedad actual. En el caso que hoy ocupa el objeto de denuncia es todo lo que viven los refugiados de guerra, en especial quienes huyen del conflicto que actualmente asola Siria y que es la base del juego del que vamos hablar…