Si mis padres me hubieran visto jugar a esto…

Viendo este titular, y una vez hayáis leído el texto, podréis contestaros a vosotros mismos o a los demás acerca de lo que habría sucedido. En mi caso probablemente no creo que hubiera pasado nada porque, obviamente, los juegos de entonces no podían representar lo que voy a exponer a continuación con el mismo realismo que se podría alcanzar a día de hoy y ello hacía que se vieran como algo inocente, sin la influencia que se les atribuye en la actualidad. Me estoy refiriendo a dos aspectos que forman parte del hombre desde que lo es y que han sido la temática principal de muchos juegos casi desde que existen: el sexo y la violencia…

Mi relación con Sonic The Hedgehog

Pasa con muchas cosas en la vida, por lo que los videojuegos no son una excepción a este respecto. Me estoy refiriendo a cómo el paso del tiempo y el devenir de las cosas afecta a la percepción que tenemos de las mismas y a lo que sentimos por ellas. Por eso, al igual que puede haber algo que al principio no nos gustase pero luego sí también es posible lo opuesto, y esto último es precisamente lo que a mí me ha sucedido con ese personaje que es Sonic The Hedgehog…

Ninja Kid II (arcade)

Puede que alguno recuerde un artículo que escribí hace tiempo, titulado “Barreras insuperables”, en el que hablaba de aquellos juegos y géneros que no se me daban nada bien. Pues bien, el juego del que voy a hablaros hoy entraría perfectamente en ese grupo, ya que jamás he sido capaz no ya de acabarlo sino de pasar dos o tres pantallas seguidas sin morir. A pesar de todo tiene algo que engancha e invita a probar una vez más. ¿Será su sencilla mecánica? ¿La simpatía que desprenden sus personajes? Vamos a ver qué es lo que puede ofrecer este “Ninja Kid II” a quienes lo jueguen…

Con esencia de campeón

El tiempo vuela y una de las consolas más queridas por la comunidad, en especial por los seguidores de Sega, cumple 20 años. Dreamcast nos ha dado a quienes la tuvimos (y tenemos aún) muchas alegrías y emociones a pesar de su corta vida comercial. Pero nunca nos hemos olvidado de ella y lo que os traigo hoy es otra muestra del cariño que se le tiene. ¿Qué mejor forma de expresar el amor a esta máquina única que haciendo nuevos juegos para ella?

Chelnov/Atomic Runner (Arcade)

Como muchos de vosotros, los más veteranos, pasé muchas tardes en los salones recreativos, ya fuera a solas o en compañía de amigos, jugando a juegos arcade. Pero no creáis que jugué a una gran cantidad porque ya entonces tenía la costumbre de rejugar aquellos títulos que me gustaban, aunque los hubiera logrado terminar decenas de veces. En cada partida buscaba siempre hacerlo un poquito más rápido, o morir menos veces, y no era fácil hacerlo mejor que la vez anterior. Entre esos títulos a los que jugué y que todavía hoy sigo disfrutando se encuentra este “Chelnov”, también conocido como “Atomic Runner”, creado por la gran Data East en 1988…

The Curse of Sherwood (Amstrad CPC)

¡Qué felices éramos con tan poco! O eso nos parece ahora pero no entonces cuando, sentados frente al monitor, ya fuera de fósforo verde o a color, de nuestro Amstrad CPC, iniciábamos la fase final del ritual que había comenzado previamente con la adquisición de ese juego que nos había llamado la atención y que, con ilusión pero a la vez acostumbrados a una posible decepción, nos disponíamos a introducir en el reproductor de cinta de cassette (o en la disquetera si eras uno de esos afortunados poseedores del 6128). Pasado un tiempo, el juego estaba listo para ser jugado y, si habíamos acertado, la diversión daba comienzo…

NIGHTS Into Dreams (Saturn)

Todavía me acuerdo como si fuera ayer. El de 1996 fue un año de altibajos en mi vida pero, entre todas las cosas buenas que me sucedieron no olvidaré que llegó a mis manos uno de los juegos más originales que he tenido la oportunidad y el placer de disfrutar no solo en mi querida Saturn sino en cualquier otro sistema. Una experiencia única que sigue siendo muy especial incluso más de veinte años después…

Para algo más que jugar

Todos sabemos que, hoy en día, una consola de videojuegos no se utiliza solo para jugar. Hay distintos servicios y aplicaciones preinstaladas que permiten al usuario formar parte de una comunidad y acceder a contenidos de diversa índole, y todo ello ha ido entrando poco a poco, con el paso del tiempo, sin que casi nos demos cuenta pero quienes ya llevamos en esto unos años somos conscientes de que hubo un primer paso…

Pooyan, o la invasión de “lobos feroces”

Resulta curioso cómo llegó a mí este juego tan simple y gracioso que es “Pooyan”, pues fue a su versión “game & watch” a la cual le acabaría echando, con el tiempo, un montón de horas y pilas de botón en busca de un record cada vez más alto. Lo cierto es que llegué a durar bastante en más de una ocasión, pero mejor será hablar del juego en su versión original para máquinas arcade, que ya conocí muchos años más tarde gracias a la emulación vía MAME aunque también lo podemos encontrar en múltiples sistemas domésticos de la época y posteriores…

Nube “retro”

Ya he hablado muchas veces del juego en “streaming” y de cómo lo veo en comparación con la forma tradicional de disfrutar de esta nuestra afición. Y precisamente por ello era solo cuestión de tiempo que apareciera una plataforma que, amparada en esta tecnología, no ofreciera lo que ya ofertan todas sino algo diferente, que da pie a abrir un debate sobre la viabilidad de su propuesta pero también sobre las preferencias de aquellos a los que va dirigido este servicio…