Saga “Panzer Dragoon”: La gran historia

Que gran consola fue (y es) la Saturn de Sega. No solo nos brindó a quienes la tenemos la oportunidad de disfrutar de conversiones de muchos de los grandes arcades de la compañía sino que nos dejó joyas atemporales como esta tercera entrega de la saga “Panzer Dragoon” que es, sin lugar a dudas, el mejor y más grande juego de la máquina de 32 bits. No en vano necesitó de cuatro discos (sí, cuatro) pero, por desgracia, llegó en un tiempo en el que Saturn estaba más muerta que viva a nivel comercial por lo que, sobre todo aquí en Europa, fueron muy pocos los que en su momento pudieron adquirir y disfrutar esta verdadera maravilla…

Saga “Panzer Dragoon”: La secuela

Sega, una vez más, había creado algo genial, único, con espíritu y esencia propios. “Panzer Dragoon” fue uno de los primeros grandes éxitos de Saturn y aunque tal vez entonces no nos lo pareciera a algunos, era obvio que tenía que llegar una nueva entrega, una secuela que continuara el gran trabajo ya hecho. Tarea que recaería como no podía ser de otra forma en el mismo equipo, el Team Andromeda, que vio la luz en 1996 y fue llamada “Panzer Dragoon II: Zwei” (curiosamente, “Zwei” significa “Dos” en alemán). En este nuevo artículo veremos qué nos ofreció este juego respecto a su predecesor…

Saga “Panzer Dragoon”: El origen

El año 1995 fue muy especial para los seguidores de Sega. En dicho año llegó su flamante nueva consola de 32 bits, la Saturn, y con ella un buen número de nuevos juegos, algunos procedentes de los salones recreativos y otros, como el que nos ocupa, en exclusiva para el mercado doméstico. Creo que pocos en la compañía imaginaron que aquella propuesta de acción sobre raíles terminaría convirtiéndose en una saga tan sumamente querida y respetada en la comunidad gracias a su jugabilidad arcade pero también por su ambientación única. mezcla de tecnología y ancestralidad, que nos conquistó.

Sega Touring Car Championship (Saturn)

En la segunda mitad de la década de los 90 del pasado siglo XX, Sega dotó a los salones recreativos de algunas de las mejores propuestas de conducción arcade de la historia. Nombres como “Sega Rally” o “Daytona USA” perviven en el imaginario colectivo gracias a su calidad. Sin embargo otros son menos conocidos, en especial para el público más joven ya que, al contrario de los que acabo de nombrar, no recibieron nuevas entregas con el paso del tiempo. Uno de ellos fue este gran juego que hoy reseñaré para vosotros, eso sí, en su versión doméstica…

Street Fighter The Movie (Saturn)

Hace poco menos de un mes que hice la que dije que iba a ser la primera de las reseñas de tres juegos que fueron en mi opinión injustamente castigados en su momento, la cual dediqué a esa joya llamada “Cobra’s Arc” en su versión para Amstrad CPC. Esta segunda va a ser para un título que todavía, más de veinte años después, sigue siendo considerado como el peor de su saga tanto por los medios como por mucha gente. Hoy no obstante quiero demostraros que no es cierto que sea tan malo como lo pintan…

Fighters Megamix (Saturn)

La lucha fue durante bastante tiempo, junto a la conducción, uno de mis géneros favoritos. Ya había disfrutado de algunos títulos antes de la llegada del eterno “Street Fighter II” y continué con sus entregas posteriores además de con muchos títulos de los que ya hablé en la recopilación que hice sobre SNK. Y cuando, con “Virtua Fighter”, se dio el salto a los gráficos poligonales ahí estuve también…

La Mansión de las Almas Ocultas (Saturn)

Llevaba tiempo sin dedicar un artículo a aquellos juegos que, por diversos motivos, ocupan un espacio privilegiado en mi colección y mi memoria. Dado que en el blog ya he comentado juegos de Amstrad CPC, Mega Drive, Xbox e incluso recreativa, hoy le toca el turno a una pequeña joya del catálogo inicial de Saturn, consola que dicho sea de paso es la que más gratos recuerdos me trae de cuantas he tenido el inmenso placer de disfrutar a lo largo de mi vida. Os invito a adentraros conmigo en este mágico lugar…